dissabte, 12 de gener de 2013

TURCOS Y FRANCESES ENEMIGOS DE LOS PUEBLOS KURDOS

LUCHADORAS KURDAS ASESINADAS EN PARIS

En la oficina vigilada por los servicios de inteligencia turcos y franceses del Comité de información de Kurdistán en París, pistoleros indiscutiblemente al servicio del régimen fascista lacayo de la OTAN de Turquía, han asesinado cobardemente a tres mujeres responsables de la lucha kurda de liberación nacional:
Sakine Cansiz, miembro fundadora del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en 1978, de mas de 50 años de edad, Fidan Dogan, de 32 años, miembro del Consejo Nacional de Kurdistán y la joven Leyla Soylemez responsable de la asociación de jóvenes kurdos.
Este crimen se produce mientras se producen negociaciones de paz entre el régimen turco y el PKK y mientras en el Kurdistán sirio los comités populares organizan las instituciones de su autonomía democrática con el visto bueno del gobierno antimperialista de Bashar Al Assad.
París es escenario frecuente de asesinato de militantes progresistas por servicios de inteligencia de regímenes reaccionarios siempre bajo la cobertura directa de los servicios secretos del imperialismo francés: Ben Barka secuestrado y asesinado por la dictadura fascista del marroquí Hassan II, Dulcie September asesinada por los servicios del régimen criminal sudafricano del apartheid, el judío egipcio Henri Curiel y numerosos palestinos asesinados por el Mossad… Es un caso mas de terrorismo de Estado.

Notas de agencias
Los cadáveres de Fidah Dogan, Sakine Cansiz y Leyla Soylemez fueron encontrados por miembros de la comunidad kurda en el Centro de Información sobre el Kurdistán en el Décimo Distrito de París, cerca de la estación de tren Gare du Nord, ubicado en la primera planta de un edificio en una calle muy transitada.
Por la mañama, un centenar de kurdos se congregaron para repudiar los asesinatos frente al local del centro de información de Kurdistán en París, donde poco después de medianoche se encontraron los cuerpos de las tres mujeres, una de ellas fundadora del PKK. "Turquía asesina, Hollande cómplice", "Vergenza a la justicia francesa" y "Todos somos PKK" fueron algunos de los gritos de los asistentes, muchos de ellos con banderas o enarbolando la imagen de Abdullah Ocalan, fundador del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, quien se encuentra preso en Turquía.
"¿Cómo es posible que este asesinato tan salvaje tenga lugar en un lugar tan céntrico? Está claro que eran profesionales, escaparon sin dejar rastros, eso muestra que hay detrás un Estado, el Estado turco o sus componentes", denunció Eyup Doru, amigo de una de las victimas, Fidah Dogan, quien agregó que "le solicitamos al gobierno francés encontrar a los responsables y lo que hay detrás. Estas tres mujeres eran refugiadas políticos y si ellas fueron asesinadas de esta forma quiere decir que ni en un país como en Francia estamos seguros".
Doru, quien vive en Bruselas pero se trasladó a París al enterarse de la noticia, describió a Dogan como "una persona muy querida por el pueblo kurdo, pero también por varios políticos franceses porque trabajó en el Parlamento europeo". Según Doru, la victima dirigía "una campaña de información para dar a conocer la situación del pueblo kurdo y denunciar las masacres turcas. Insistía al gobierno francés que no debía ceder ante las presiones de los asesinos turcos". "Seguro que ella molestaba al Estado turco, por eso la asesinaron", concluyó.
Los responsables del centro kurdo informaron que las otras dos victimas son la fundadora del PKK, Sakine Cansiz, y Leyla Soylemez, "una joven militante". La guerra desatado por Turquía contra los kurdos lleva más de 30 años y le ha costado la vida a más de 45.000 personas, lo que obligó a los rebeldes del PKK a tomar las armas en 1984.

Activistas kurdxs se manifiestan frente al edificio donde se encontraron los cuerpos
Los servicios secretos turcos asesinan en París a tres dirigentes del PKK  El asesinato de las 3 mujeres se produce mientras se realizan negociaciones de paz entre el régimen turco y la guerrilla kurda PKK