dilluns, 21 de gener de 2013




Averroes autor del Colliget


Tratamiento con ortigas - Abulcasis


 Informaciones

Monstruoso ataque de los salafistas de la CIA contra la Universidad de Alepo


El periodo árabe clásico se caracteriza por su alianza entre la ciencia y la religión, hecho inédito en los países occidentales medievales dominados por el brutal oscurantismo de la iglesia papista católica. Los científicos árabes tradujeron textos clásicos griegos y persas, desarrollaron las matemáticas, la medicina, la cirugía,la botánica, la astronomía, la química, la física, la agronomía,….
Son cientos los sabios de increible erudicion que han legado a la Humanidad un inmenso tesoro de conocimiento. Bajo la protección y apoyo de las autoridades árabes islámicas trabajaron científicos judíos y cristianos hermanados con sus colegas musulmanes.
Las bestias salafias, zafias, salvajes, sangrientas e ignorantes, fanatizadas por mollahs renegados sauditas y armados por la CIA han enviado un “mensaje” muy claro sobre el desprecio que sienten por la ciencia, la educación, el conocimiento, la universidad y el progreso al pueblo sirio. Tenía la forma de 2 misiles entregados por la CIA y pagados por los sauditas que han impactado en las aulas de la Universidad de Alepo cuando los estudiantes realizaban sus exámenes. 80 personas han caído asesinada en este acto de barbarie contra la ciencia y también contra el Islam
Que nadie atribuya al Sagrado Corán este crimen horrendo. Es a la barbarie imperialista occidental encarnada por la CIA, las multinacionales petroleras, los generales asesinos del Pentágono y de Ankara, los políticos cínicos y sus miserables colaboradores medioorientales, el aspirante a sultancito Erdogan, los tiranos sauditas, los fascistas Hermanos Musulmanes,…a quien hay que endosar esta masacre inaudita y este acto bestial contra la Universidad.

La ciencia y la Universidad del Mundo las que están hoy de luto.
La ciencia y las armas de la Siria progresista sabrán vengar esta afrenta y enviarán al infierno a estos sucios oscurantistas déspotas y asesinos.