dilluns, 21 de gener de 2013

LA JUNQUERA Y SUS BURDELES


EL MAYOR BURDEL DE EUROPA ESTÁ EN LA JUNQUERA, PROSTITUCIÓN SAGRADA
La Junquera es el premier pueblecito cuando se atraviesa la frontera entre Catalunya norte y Catalunya sur, es un lugar muy frecuentado, sobre todo en verano y por los camiones que hacen noche allí antes de atravesar Francia o adentrarse en el país llamado España, pero desde hace varios años es conocido por abrigar varios burdeles, entre ellos el mayor de Europa, siempre es un motivo de cachondeo cuando los guías llevan a los excursionistas en autobús para mostrarles la vitrina de Catalunya, la manera de acoger a los visitantes, su seña de identidad, eso es al menos lo que piensan los turistas, siguiendo la carretera puede verse a los dos lados lindas muchachas ligeritas de ropa en tumbonas esperando a los clientes, las autoridades cuidan de ellas exquisitamente, les obligan a llevar chalequitos amarillos para no ser atropelladas y así se las ve mas.
Quizás todos los catalanes no estén orgullosos de lo que muestran a los turistas que atraviesan sus tierras, pero los que han protestado por el mal efecto de esa vitrina han sido acallados, el pueblo no desea la permanencia de esos burdeles y en especial del mayor de ellos, la alcaldesa de la localidad ha protestado, ha presentado denuncias sin alcanzar justicia, la Generalitat, tanto la anterior como la actual, pretende que es un negocio legal y que no pone en peligro la tranquilidad ciudadana, el hecho de que últimamente hayan explotado varias bombas a la entrada del gran burdel, ajustes de cuentas entre proxenetas, no cambia nada, ya se sabe que la prostitución es sagrada y fuente de ingresos para mucha gente.
Es cierto que la prostitución viene de lejos, en los tiempos remoto del Medio Oriente era una función sagrada, las jóvenes antes del matrimonio debían participar al culto de las diosas de la fertilidad, Innana, Astarte y todas a las que se rendía homenaje, los israelitas también tenían sus templos dedicados a estas divinidades, durante algún tiempo las jóvenes sacerdotisas debían acoger a los viajeros que visitaban el país, como en la Junquera, el dinero que recibían a cambio de sus favores era dedicado al culto, es decir al mantenimiento del templo y de sus sacerdotes, una vez acabado su tiempo de servicio volvían con sus familias y se casaban, si hubiesen quedado embarazadas se consideraba que era un dios que se había unido a ellas, por eso hubo tantos hijos de dioses por allí.
Al parecer los egipcios no estaban de acuerdo con esta manera de rendir culto a las diosas, pero en Grecia y en Roma las sacerdotisas de Afrodita y de Venus acogían gustosas a los que deseaban rendir homenaje sus divinidades. San Pablo, el antiguo Saulo prohibió durante su estancia en Grecia que sus amigos fueran a hacer sus devociones al templo de Afrodita, parece ser que acabaron echándole a pedradas de Atenas, quizás fuera por eso.
Nuestro Saulo se  equivocaba porque la Iglesia que él fundó siempre ha tenido relaciones privilegiadas con las prostitutas, las acogió en su seno, o quizás eran ellas las que acogían en su seno a los hombres de dios, recordemos la muerte del cardenal Danielu en estado de espectases, otra manera de llamar la cosa, es decir se le encontró muerto en los brazos de una puta de tronío, Mimi, que también fue frecuentada por Chirac antes de ser presidente de la república, esta muerte tan romántica causo mucho revuelo en el Paris del año 74, sobre todo por el empeño de la Iglesia de negar sus circunstancias.
La doctrina de la Iglesia pretende que la prostitución es necesaria para preservar la virtud de las vírgenes casaderas, que deben llegar al matrimonio como corderitas al sacrificio sin saber a donde van, los hombres deben guiarlas con sus experiencia adquirida con putas, buen inicio, eso es lo normal en esta sociedad, el director del prostíbulo del que hablamos dijo en una entrevista televisiva que pensaba abrir un burdel en Valencia donde sabia que seria muy apreciado y estaría dedicado a las despedidas de solteros, el novio antes de acostarse con su esposa debe hacerlo con una o varias prostitutas y acompañado de sus amigos, es lo normal.
Los amores tarifados siempre han formado parte de nuestra sociedad, como se trata de una sociedad hecha y dirigida por hombres y para ellos les parece muy normal que puedan tener todas las mujeres que puedan pagarse a su servicio, si no pueden pagar las violan, eso tampoco esta muy castigado. Hay muchas clases de mujeres que cobran por sus favores, las mantenidas, las cortesanas, las bailarinas de la Opera que en Paris debían tener cada una un protector y participar en las orgías de los burgueses, sino no trabajaban, también las actrices debían pasar por ahí para ser contratadas, y creo que muchos matrimonios  pueden entrar en esta categoría de mujeres que deben soportar a un hombre por dinero.
La tolerancia de la sociedad hacia la prostitución es enorme, quizás porque es sagrada, es una cuestión de consenso, en Madrid las trabajadores del sexo ocupan las céntricas calles tarde y noche, los niños corren entre sus piernas sin que no choque a nadie, pero cuando los indignados ocuparon la puerta del sol todos empezaron a gritar contra los que protestaban acusándolos de ensuciar el  suelo de la patria, nunca oí a los burgueses protestar por las putas que invaden las calles.
Las mujeres pueden hacer con su cuerpo lo que quieran, acostarse gratis o no si lo desean, es su libertad, pero lo malo, el mal absoluto, son las redes de prostitución, de trata de blancas, las mujeres que se convierten en esclavas de mafiosos que las traen de países pobres, del este de Europa, de América Latina, unas veces las engañan prometiendo trabajo, otras las raptan o las compran a familiares, una vez dentro de este sistema para una mujer es imposible liberarse, la policía no interviene, los intereses creados, las victimas saben que protestando o denunciando arriesgan su vida y su integridad física, todos saben, todos callan, los primeros los clientes que aprovechan de las esclavas sexuales que se les proporciona por su dinero, deben considerar divertido ir de putas, la violencia que contra la mujer que hace posible su placer no quieren reconocerla, quizás prefieren pensar que las trabajadoras del sexo son señoritas de buena familia, libertinas, no putas, eso es lo que decía DSK des sus compañeras tarifadas de orgías.
La prostitución mafiosa, los tráficos de mujeres convertidas en ganado se terminarían si se persiguiera a los clientes y a los traficantes, a los proxenetas, no es así, todo esta permitido para lucrarse a costa del cuerpo femenino, en Francia se quiso perseguir a los clientes, pronto se abandono esta idea, las protestas de políticos y notables fue grande, todos son clientes.
En la Junquera seguirán soportando el mega burdel y los otros, los ataques mafiosos entre ellos no cesará, los clientes seguirán visitándolo, sobre todo vienen de Francia y encuentran buena acogida, droga y todo a un precio razonable, los siquiátricos de Catalunya Norte están a tope de jóvenes drogados, al otro lado de la frontera la droga es de venta libre y aprovechan, todos sabemos que el drogarse puede desencadenar enfermedades mentales y así es.
Para acabar recordemos a los burdeles catalanes, a sus exquisitas peripatéticas y a los buenos negocios que hacen a su costa, no olvidemos a los clientes a los que tanto se alegra la vida, gritemos todos en su honor ¡Las putas al gobierno, sus hijos ya lo están!
Milagros Riera