dissabte, 12 de gener de 2013

TE RECORDAMOS VICTOR

Justicia para el asesinato de Víctor Jara

Victor Jara

El Tribunal de Apelaciones de Santiago de Chile ha ordenado la detención de ocho ex oficiales del Ejército que habrían estado implicados en la muerte del cantautor Víctor Jara. Hay entre ellos un coronel, un teniente y seis soldados. Casi 40 años después de su asesinato, tras el Golpe de Estado de Augusto Pinochet contra el gobierno constitucional de Salvador Allende, se va a hacer justicia. Porque hay países –casi todos, no España- en que estos hechos no quedan impunes. No les parece que es “abrir heridas” sino cerrarlas y que los criminales paguen por ello.


Músico, cantautor, profesor, director de teatro, activista político y miembro del Partido Comunista de Chile, Víctor Jara fue detenido y torturado durante 5 días. Le rompieron a culatazos las muñecas y finalmente le cortaron las manos antes de ajusticiarlo. Tenía 40 años. Cantaba y difundía ideas que no interesaban al régimen. A ese régimen donde comenzó el asalto el neoliberal que hoy nos asola, llevado allí a cabo al mando de un general fascista. Solo Baltasar Garzón, por cierto, logró amargar sus últimos días al aplicarle la Jurisdicción Internacional de la que disponía nuestro país y hoy fenecida.
Sobre ese asalto neoliberal y sus pasos, nuestra amiga Àngels Martínez Castells publica hoy un magnífico artículo sobre cómo Margareth Thatcher planeó y empezó a aplicar en Europa… lo que hoy nos está ocurriendo a todos. Pura ideología.

En aquella España oprimida de comienzos de los años 70, Víctor Jara era un soplo de libertad. Mi vinilo –que conservo- llegó a estar completamente rayado de tanto escucharlo. Canciones que hoy veo un tanto ingenuas, limpias y claras en su sencillez, que nos mostraban otra realidad. Además de “Te recuerdo, Amanda”, me gustaba en particular el Corrido de Juan Sin Tierra, con ese pragmatismo tan real que decía: “Mi padre fue peón de hacienda, y yo un revolucionario, mis hijos pusieron tienda, y mi nieto es funcionario”.
Casi textual –Víctor trabajó en el campo ayudando a su padre desde niño-, sus “hijos” y “nietos” han entrado en la comodidad que no se cuestiona nada. Por eso, además de porque no quede impune su crimen, es tan buena noticia el inicio del procesamiento de sus asesinos.

Otra corte del disco nos hablaba de otra matanza represiva en Puerto Montt. Sería premonitorio para él mismo. Preguntas en al aire, algunas empiezan a tener respuesta. Nunca es tarde para la cordura.