diumenge, 22 de setembre de 2013

CUBA, LA ISLA Y LOS GUSANOS

Céspedes, padre de la patria cubana, iniciador de la guerra de liberación contra España


CUBA, LA ISLA Y LOS GUSANOS
El 10 de octubre de 1968 Céspedes fue muy de mañana hacia la enorme campana de su plantación azucarera, estas campanas no eran para llamar a misa sino para que los esclavos de las plantaciones empezaran su jornada de trabajo, el amo la hizo repicar  con fuerza, los esclavos se reunieron, su amo les dijo que eran libres y al grito de ¡Cuba libre! les comunico que empezaba la lucha contra España, también les dijo que podían seguirle si así lo deseaban, al parecer muchos lo hicieron. Así empezó la lucha de liberación contra España, potencia colonialista a la que los cubanos aborrecían, entre otras cosas por su apoyo a los terratenientes que mantenían la esclavitud, lo primero que hicieron los patriotas cubanos fue proclamar que en Cuba no habría más que hombres libres.
Céspedes tomo Bayamo, su lugar de nacimiento y allí fue proclamado premier presidente de Cuba liberada, la lucha continuo durante diez años con actos heroicos de los patriotas, los españoles tomaron Bayamo, no encontraron mas que cenizas, Céspedes quemo su casa solariega y los combatientes cubanos quemaron la ciudad para no ofrecer mas que cenizas a los colonialistas. En el curso de la guerra uno de sus hijos, Oscar fue apresado por los españoles, le mandaron decir que si se rendía y abandonaba la lucha lo liberarían, Céspedes le contesto diciendo “General, Oscar no es mi único hijo, yo soy el padre de todos los que murieron por la patria”, Su hijo fue fusilado y desde entonces se conoce le como Padre de la Patria.
Perseguido por el ejercito español Céspedes se refugio en la Sierra Maestra, como mas tarde otro revolucionario, allí cercado por sus enemigos ciego y mal herido prefirió tirarse por un barranco antes que caer en manos del ejercito español. Murió sin conocer a su ultimo hijo, su esposa Ana debió refugiarse en Norteamérica para huir de la crueldad de los invasores, allí tuvo a su hijo al que el padre nunca conocería.
Otra figura de esta guerra de liberación fue Agramonte, nacido en Camaguey, sus dotes de mando y su carisma le convirtieron en el general mambi más querido de los cubanos combatientes, pero también ha quedado como una figura romántica, su matrimonio con  Amalia Simoni fue un ejemplo de amor y fidelidad, las cartas a su esposa son celebres, Amalia tuvo que dejar la isla para escapar a los españoles dispuestos a exterminar a las familias de todos los patriotas, lejos de su marido tuvo una hija que este nunca conocería, el mismo destino que su amigo y compañero de lucha Céspedes. Amalia es considerada como una mujer extraordinaria no solo por su belleza, sino por su valor y su cultura. Agramonte murió joven en un enfrentamiento con el ejercito enemigo, lo mataron de un tiro en la sien, cuando supieron quien era llevaron su cadáver al pueblo mas cercano, lo expusieron durante tres días y después lo quemaron aventando sus cenizas para borrar para siempre la memoria del general combatiente, no lo lograron, por las plazas cubanas su estatua recuerda para siempre su valor.
Antonio Maceo fue otra figura inolvidable para los cubanos, llamado el titán de bronce, quizás porque era mulato, fue general mambi, su madre Mariana Grajales hizo jurar a su marido y a sus hijos que lucharían hasta le muerte por la libertad de Cuba, ella también partió a la manigua para unirse a los mambises, así se llamaba a los combatientes cubanos, casi todos sus hijos murieron. Maceo fue un combatiente intransigente con la libertad y la abolición de la esclavitud, participó en la guerra de 10 años y en la guerra de la independencia, calló en combate en Pinar del Rió, las grandes estatuas a él dedicadas en toda la isla muestran que vive siempre en el corazón de los cubanos.
Entre todos los héroes que forjaron la independencia cubana el mas ensalzado es José Martí, no hay un pueblo o ciudad de Cuba donde no se encuentre una estatua suya, muchos particulares tienen en sus casas y jardines su busto dando así su apoyo a la idea revolucionaria que él encarnó, es el padre y apóstol de la revolución cubana, fundador del Partido de  la Revolución y mártir que murió por ella. Su pensamiento iluminó todo el continente suramericano, en toda su obra se alza contra el dominio que los Estados Unidos quieren implantar en todos los países de la América latina, en Cuba batalló siempre para que su país no fuese anexionado por el gigante americano, como pretendía. Murió luchando contra los colonialistas españoles sin ver lograda la revolución por la que moría.
La guerra para España estaba perdida, Los Estados Unidos acechaban como ave de rapiña, habían querido comprar la isla, como también Puerto Rico, España se lo negó, así que buscaron otros métodos,  el 25 de febrero de 1898 el acorazado Maine de esta nación salto por los aires, murió casi toda la tripulación menos los oficiales que asistían a un Baile dado en su honor por los españoles, esto fue pretexto para declarar la Guerra a España a la que se le acuso de atentado contra los gringos, una mas, quizás de las primeras de lo que ya es una larga cadena de crímenes contra sus compatriotas que sirven para justificar invasiones y genocidios, Vietnam, Irak, Afganistán y ahora la programada destrucción de Siria son un ejemplo, entre otros muchos, de lo que son capaces de hacer.
Así acabo la guerra de liberación cubana, los gringos desembarcaron en la isla, con el pretexto de su guerra contra España, los colonizadores se retiraron y ya dueños del país los norteamericanos apartaron al general Máximo Gómez, que había dirigido la guerra y que murió pronto, muy oportunamente. Cuba quedo en manos de los norteamericanos que pusieron gobiernos títeres a su gusto, Batista fue el último de ellos, la isla se convirtió en un burdel dirigido por la mafia y los terratenientes, y entonces llegó Fidel y por fin Cuba fue libre.
Cuba es libre, pero es una libertad vigilada, el cerco de los Estados Unidos, impide el comercio y todo desarrollo económico, los gringos deseosos de recuperar la isla para gobernarla con la mafia prohíben a todo el universo tener contactos con la isla, sus atentados contra Fidel son conocidos, nunca han conseguido como tantas veces han intentado que el pueblo se levantara contra la revolución, que sigue viva en el corazón de muchos, tanto en Cuba como en todos los que luchan contra el imperialismo.
La Unión Soviética siempre ayudó a Cuba, una vez desaparecida los cubanos se encuentran solos ante el estado más criminal de la historia, quizás no estén tan solos, la llama cubana ilumino toda América Latina y hay otros regimenes que tienen relaciones con la isla. Cuba puede mandar médicos a Venezuela pero no puede importar bienes de consumo, cualquier estado que comercie con ella será sancionado por el enemigo jurado de la libertad.
La educación, la salud pública, son los grandes logros de la Revolución cubana y eso no hay nadie allí que lo niegue, hay que considerar también que allí no hay trafico de droga, la prostitución esta muy castigada y es marginal, el feminicidio no existe como en otros países latinos.  Estos últimos años han visto desarrollarse el turismo, hasta el punto que se ha creado una moneda especial para uso de los extranjeros, se han abierto comercios en los que solo se puede pagar con esta moneda y que están mejor aprovisionados que los estatales, así se ha creado categorías de población que viven del turismo y que no desean otra ocupación, no hay gente que quiera trabajar la tierra o en la construcción, la propiedad privada empieza a aparecer, las casas pueden comprarse o venderse, es curioso que en La Habana el gobierno se dio cuenta de que allí los precios eran elevadísimos y siempre encontraban comprador, eran los gusanos de Miami que aprovechando los familiares de los allí exilados preparaban su introducción en la isla cuando los lideres desaparecieran, en Miami esperan un cambio rápido que les permita apoderarse de la isla para ponerla al servicio del estado enemigo y de la mafia, hay familias que están por mitad en el continente y en Cuba, esperan el momento en que servirán de cabeza de puente para introducir el capitalismo en la isla.
Los cubanos ansían vivir mejor, es un hecho y es normal, la sociedad de consumo existe, la conocen, la tienen ante la vista en la televisión, pero no tienen acceso a ella, las largas avenidas de La Habana están vacías, los únicos coches son los de los tiempos de Batista, muy pintorescos y que sirven para que los turistas los fotografíen pagando, las carreteras están en perfecto estado, pero no hay circulación, algunas guaguas pasan, algún autobús de turismo como también carros y borriquillos esos son los que las utilizan, ordenadores hay pocos y la conexión con Internet es difícil debido a los sabotajes del buitre vecino, con la televisión pasa lo mismo, la conexión esta continuamente saboteada por el amigo norteamericano, pocos libros, poco de todo y esta situación pesa a muchos, se sienten aislados, los jóvenes no vivieron la revolución y no conocieron la explotación y la humillación permanente que significo el dominio mafioso americano, hay quien dice que la épocas de Batista fue feliz y que todos eran ricos, otros niegan hasta que existiera mafia en Cuba y que exista hoy día en Miami, esperan que la gusanera les hará ricos.
Cuando los lideres revolucionarios Fidel y Raúl desaparezcan, el Che nos dejó huérfanos hace tiempo, Cuba se encontrará en una encrucijada como la del final de la guerra revolucionara de la que aquí he hablado, deberán escoger, rendirse al imperialismo de su poderoso vecino, entregar sus tierras, sus mujeres y sus almas a los mafiosos que harán la riqueza de algunos y la miseria de muchos, o seguir el ejemplo de los héroes que trajeron la gloria y la independencia al pueblo cubano, seguir luchando contra el imperialismo, como quería José Martí y seguir siendo una esperanza para toda América.
¡Viva Cuba Libre!
Milagros Riera