diumenge, 1 de setembre de 2013

Homenaje a Javier Verdejo: “Pan, trabajo y libertad”

El próximo 13 de agosto se realiza el acto conmemorativo para honrar a la figura de este joven que fue abatido por un agente de la Guardia Civil en 1976.
Funeral Javier Verdejo 1976
Fran Murcia, ElAlmeria.es, 8.08.2013

Abatido mientras escribía en una pared la frase: Pan, trabajo y libertad, Javier Verdejo solamente pudo poner Pan, t y un agente de la Guardia Civil apretó el gatillo de su pistola. En el 37º Aniversario tras su muerte se rinde homenaje a su figura en la plaza José Miguel Naveros-calle San Miguel el próximo 13 de agosto a las 20:00 horas.

La cita está organizada por Almerienses por la República, Asamblea Ciudadano Constituyente, Asociación por la Memoria Histórica del PTE-JGR, MAIS y SAT. En este homenaje al militante de la organización juvenil Joven Guardia Roja, actúan Juanjo Anaya y Gente del Pueblo.

Durante el homenaje se ondearán las banderas que izaba Verdejo en su época, todo para honrar su figura como ya se ha hecho en varias de las conmemoraciones anteriores.
Esa noche el joven no estaba solo. Otros tres compañeros vigilaban el callejón mientras con pintura roja realizaba la pintada. Fueron ellos quienes dieron la voz de alarma al hacer su aparición en la zona dos agentes de la Guardia Civil. Los cuatro jóvenes salieron corriendo. Verdejo en carrera en dirección a la playa. De entre las sombras surgieron las figuras de los guardias civiles que se encontraban patrullando la playa armados con sus fusiles cerca de la orilla, un proyectil alcanzó de lleno a Verdejo cayendo mortalmente herido.

En pasados años, se escribió en un mural la frase que no pudo acabar, con el rojo como el color que simboliza la sangre derramada por el joven. Tras la muerte de Verdejo, no hubo investigación, ni juicio y nadie fue condenado por este hecho. En el entierro miles de almerienses le acompañaron y pidieron justicia, incluso en la misma Iglesia de San Pedro. La versión oficial transmitida a los medios hablaba de un desafortunado accidente: el agente durante la persecución tropezó y se le disparó el arma, alcanzando al joven en la garganta. Fue una explicación jamás creída ni compartida por la militancia de la izquierda.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores apunta que “desde hace unos años, la izquierda soberanista andaluza y personas almerienses comprometidas con nuestro reciente pasado histórico, así como a nivel estatal la asociación por la memoria histórica del PT-JGR, nos hemos propuesto acabar con este pacto de silencio. Entendemos que la memoria de las personas luchadoras asesinadas no puede caer en el olvido, ya que murieron defendiendo la verdadera libertad de nuestro pueblo y por luchar por una sociedad sin opresores ni oprimidos”.

El poema de Alonso Molina, Aquella madrugada, se recitó en años anteriores con algunas de estas frases: “La sangre prohibida de Javier Verdejo quedó para siempre encadenada a sus sueños”, son algunas de las líneas que forman parte de este escrito.
No faltará la lectura de un manifiesto en el que se hará referencia a los hechos que causaron la muerte del joven y que también harán referencia a personas que han fallecido por este tipo de motivos.