dimecres, 31 de juliol de 2013

En memòria de Francisco Granados Data i Joaquín Delgado

En memòria de Francisco Granados Data i Joaquín Delgado Martinez assassinats el 18 d'agost de 1963

Francisco Granados Data
Francisco Granados Gata, militant de les Joventuts Llibertàries va ser assassinat el 1963 juntament amb el també anarquista, Joaquín Delgado Martinez a la presó de Carabanchel.

Joaquín Delgado Martinez
Francisco Granados va néixer a València del Ventoso (Badajoz) el 1935 va sortir d'Espanya amb la seva dona i fills a la recerca de treball. A França entra en contacte amb la resistència antifranquista, integrant-se en un grup d'acció anomenat "Defensa Interior", en una de les missions van ser enviats a Espanya. El 17 d'agost van ser executats per Garrote Vil acusats d'un atemptat contra la sinistra delegació de tortures de la DGS (Direcció General de Seguretat) i un altre contra els sindicats franquistes a Madrid.

Tots dos tenien menys de 30 anys d'edat.


Delgado i Granados van reconèixer ser militants anarquistes, però ningú va poder arrencar una confessió de culpabilitat, fins a la seva mort, van defensar ser innocents. També la CNT va afirmar i va confirmar aquesta versió. Eren innocents, perquè els autors dels atemptats, també llibertaris, havien fugit i estaven a París. Gairebé 33 anys després, les proves definitives de la seva innocència-la confessió de Sergio Hernández i Antonio Martín, veritables autors de les accions van sortir a la llum el 4 de desembre a França i Alemanya. La cadena cultural ART realitzar treball de periodisme d'investigació sobre això, que va ser emès en diversos països ia Espanya a través del programa "La Nit Temàtica"* de TVE2. Allà es pot veure tot el procés de com es va desenvolupar el Consell de Guerra, les irregularitats del procés i les presses per l'execució. A França, el diari "France-Observateur" va ser una de les publicacions estrangeres que va denunciar la injustícia del cas en portada el 22 d'agost de 1963, cinc dies després de l'execució de Delgado i Granados, tenia un article amb la pregunta: Per què Franco ha fet executar a dos innocents?. La versió de la premsa espanyola, molt diferent, lloava "l'espectacular èxit de la policia". Avui s'imposa la revisió del sumari i la devolució de la dignitat d'aquestes persones i les seves famílies. En aquest procés de recuperació de la memòria històrica, llacunes com aquestes, han de ser cobertes i reconèixer la tasca dels lluitadors antifranquistes.

Que es reconegui moral i econòmicament els patiments de tantes i tantes persones.


Article de la nostre companya Milagros Riera:

"GRANADOS, DELGADO, NUESTROS COMPAÑEROS, SIEMPRE CON NOSOTROS

El 17 de agosto de 1963 nos enteramos con estupor, los habían asesinado, y de la manera mas cruel, nuestros compañeros fueron condenados a garrote vil, una muerte digna de las barbaridades de la inquisición y que era la manera de matar que se aplicaba en España, estado fascista donde gobernaba Franco bendecido por la Iglesia y ensalzado por todas las democracias de lo que sin que se sepa porque se llamaba el mundo libre.

Conocí a Delgado y algunos de los que componían su grupo de luchadores de las Juventudes Libertaríais, quiero contar aquí lo que se de los motivos que les llevaron a la muerte, para mi fue una experiencia personal terrible, no los pudimos salvar de las garras del fascismo y para muchos de nosotros serán siempre una espina que nos duele y que nos aguijonea para seguir luchando.

Quisiera exponer algo de la situación política que hizo su ejecución ineluctable. El año 1962 fue un año importante para la resistencia antifascista, los años 60 habían visto incorporarse a la lucha a jóvenes provenientes de distintas clases sociales, muchos no teníamos una ideología muy definida pero queríamos acabar con una dictadura que considerábamos vergonzosa, lo principal es que habíamos nacido después de la guerra y no teníamos el miedo que provocó en todo el país el genocidio de los republicanos.

Surgieron nuevos movimientos políticos, como el FLP (Frente de Liberación Popular, en catalunya FOC), en Asturias hubo huelgas en las minas y la represión fue dura, como siempre, pero fue un estimulo, se podía hacer algo.

Las juventudes libertarias también participaban en estos movimientos, los jóvenes, tanto del interior como del exterior, estaba dispuestos a incorporarse a la lucha que sus mayores habían llevado durante tantos años y que les había costado cárcel, muertes, torturas y exilio, querían seguir el ejemplo de sus padres, así se crearon grupos dispuestos a intervenir en España.

Yo militaba en el FOC y con motivo de las huelgas de Asturias decidimos convocar una manifestación en la plaza de la Universidad, en aquella época estaba rigurosamente prohibido, nos la jugábamos, la manifestación se llevó a cabo, hubo mas polis montados a caballo que manifestantes, se produjeron muchas detenciones, pero antes de la mani se habían detenido previamente a todos los dirigentes del FOC así como a todo militante al que pudieron echar mano, yo fui de los pocos que quedo fuera, la policía me buscaba por mi nombre de guerra sin saber quien era, y de ahí vienen mis relaciones con los jóvenes libertarios. Conocía a Jorge Conil, que dirigía los grupos de Barcelona, y le pedí que me ayudara a pasar la frontera o a esconder a los militantes buscados por las fuerzas represivas, así lo hizo, y durante algún tiempo mi grupo y el suyo luchamos juntos, todos teníamos los mismos enemigos y no veíamos razones para no unirnos, hice varios viajes a Paris para llevar mensajes y traer propaganda, mi contacto fue Delgado.

Una vez instalada en Paris y sin poder volver a España, siguieron mis relaciones con él, yo le pasaba las informaciones que me iban llegando del interior, como por ejemplo la detención de Jorge Conil y de todo su grupo, así como del grupo de Madrid, un día me contactó para pedirme que le acompañara en un viaje a Madrid, la razón era que él como nacido en Francia, aunque hablaba bien el español temía que se le notara que venia del extranjero, en aquel tiempo había soplones por todas partes, le recordé que yo estaba buscada como terrorista y que mi foto estaba en todas las fronteras de España y que seria mas un peligro que una ayuda, también me explicó que la única misión que tenia era la de tomar contactos para formar grupos de apoyo para acciones sucesivas, una prueba mas de que ni Granados ni Delgado fueron a poner bombas como se les acusó.

Yo no pude ir, Delgado marcho con Granados y nunca más volvieron. Durante su estancia en Madrid estallaron algunas bombas, mas que bombas petardos, en un ministerio, los que las pusieron no fueron ellos pero los tenían a mano, seguramente llegaron al interior ya señalados, la policía estaba infiltrada en todos los movimientos políticos, y como los verdaderos autores habían escapado se la cargaron ellos.

Los mataron, tenían que matarlos, el régimen maldito no podía tolerar que se le desafiara porque si se perdía el miedo seria su fin, Jorge Conil, también libertario había sido condenado a muerte, la protesta planetaria que pudimos organizar detuvo el brazo del verdugo y como él se libró, nuestros compañeros debían pagar por un crimen que no habían cometido, eso no importaba, lo que deseaban era que el miedo continuara, así fue hasta un mes antes de la muerte del sátrapa asesino, la muerte de nuestros camaradas de ETA, FRAP, sirvió para entronizar sin protesta al monarca que aun soportamos.

La inocencia de nuestros compañeros libertarios era manifiesta, los que pusieron las bombas en el ministerio dieron una conferencia en Paris para explicar con todo lujo de detalles que habían sido ellos los autores, nada se pudo hacer, el juicio fue una farsa, era el mes de agosto y se tenia prisa, no querían que se suscitaran protestas internacionales, en 17 días se les detuvo, se les torturó se les juzgo y se les asesino dándoles garrote vil. Nada se pudo hacer para salvarlos, otros luchadores que murieron ante la indiferencia internacional de los que aprovechaban de la inmunda dictadura.

Desde hace ya muchos años pedimos que el juicio de los dos compañeros se revise, nunca se ha consentido en ello, los crímenes de la dictadura son sagrados, nunca mejor dicho, se dan conferencias, se presentan pruebas, pero nada, ni revisión, ni anulación, todos los antifascistas seguimos siendo delincuentes y asesinos, bien condenados estamos todos, eso es lo que se llama ley de Memoria.

El colmo del horror de este régimen que se llama democrático y no es más que una prolongación de la dictadura vía transición, es el caso de la esposa de Granados, hace unos años pidió la indemnización que le correspondía como esposa de una victima del fascismo, se le contesto que no cabía darle nada ya que su marido no estuvo mas que 17 días en la cárcel. A los 17 días lo asesinaron, así se ahorran una indemnización, mas dinero para la Iglesia y el monarca. La vileza de los fascistas que nos gobiernan y de los descendientes de los asesinos es inconmensurable, además de habernos asesinado se ríen de nosotros.

En estos días del aniversario de su suplicio pensemos en su sacrificio y con nuestra lucha hagamos que no haya sido vano, los que destrozaron sus cuerpos a sabiendas de su inocencia siguen ahí, frente a nosotros y continúan haciendo lo mismo, el fascismo que nunca desapareció de España es mas fuerte que nunca y goza de total impunidad, sepámoslo y ojala que nuestra lucha pueda acabar con la bestia."