dissabte, 27 de juliol de 2013

CUANDO SUSANA ESTRADA ENSEÑABA SUS ENCANTOS


Ahora ya hace treinta y seis años de la legalización del Partido Comunista de España, en aquel llamado “Sábado Santo Rojo”, y seis años desde que l’Agüela colgara esta nota en su blog. No sé cómo estarán los encantos de Susana Estrada o Marisol, pero por lo demás, “compañeros y compañeras”, estamos más jodidos si cabe.
HACE 30 AÑOS SE LEGALIZÓ EL PARTIDO COMUNISTA Y SUSANA ESTRADA ENSEÑABA SUS ENCANTOS...
Hace treinta años se legalizó el Partido Comunista de España; vimos a Susana Estrada y a Marisol desnudas; dejó de considerarse indecente el sexo fuera del matrimonio. Y se podía fumar hasta en el Congreso. 
Felipe González era marxista por entonces. No era aún socio de Carlos Slim y otras perlas de igual lustre

Aún no era muy habitual que los políticos y los ejecutivos tuvieran que recauchutarse con platino el tabique nasal por la necrosis producida con la cocaína, pero, ya entonces, pasó por ese trance alguno de trayectoria contumaz, que habría sido juzgado por el Tribunal de La Haya o por Garzón si hubiera sido latinoamericano, y no un político incombustible español, amigo de narcotraficantes y protegido por las altas finanzas.
Hace treinta años, a las manifestaciones iban los ciudadanos de izquierdas, a los que los dirigentes sindicales utilizaron y traicionaron pactando el Estatuto de los Trabajadores, renunciando a una parte los derechos laborales que se habían conquistado contra Franco.
 La jerarquía de la Iglesia Católica española con el Presidente Suárez (UCD) y con Carrillo, del PCE
Aterrizó en la política una parva de arribistas con melenas o pelo engominado, con traje de pana o de alpaca, con trenka o loden,  dispuestos a rentabilizar la epidemia democrática. Los partidos encontraron en las Asociaciones ciudadanas, con sus reivindicaciones a pie de calle, los cuadros que necesitaban. Esa nueva casta dirigente disfrutó de las prebendas, los gastos por cuenta del partido o del erario público; empezaron a hablar de vinos, añadas, bouquet, y se convirtieron en expertos en protocolo y finanzas sin disimulo ni recato, hasta llegar a la PSV, a Filesa, a Malesa, a Induyco, a KIO, a Wardbase, a los fondos reservados, a las comisiones ilegales, a Ibercorp, a la Expo 92, al caso Naseiro, al caso Estevill, a Gescartera, a las stock-options de Telefónica, a Tabacalera-Alierta, y a la corrupción urbanística generalizada...
Y Javier Solana, entonces era marxista-leninista, línea Mao Tse Tung, y, no obstante, beneficiario de  las becas Fulbright en Estados Unidos, bajo el paraguas de la National Security Agency y de la CIA

Pero eso sí, aquí ya no se legaliza un partido si no es con el aval monárquico y los correspondientes certificados de adhesión al régimen. Ahora van a las manifestaciones los de derechas, y no está bien visto. Ya no hay ninguna Susana Estrada campando en público con las tetas al aire, porque le montarían un pollo los integristas (los de la Conferencia Episcopal y las feministas, que en cuestiones de puritanismo están a partir un piñón); ahora no hay más desnudos que los de los bomberos de los almanaques, -¡benditos sean!- y el mayor logro de la democracia consiste en declinar el género masculino y femenino ad nauseam, y no dejarnos fumar en lugares públicos.

¡La madre que nos parió!
Gatopardo
.
Hasta aquí la nota de Gatopardo, fechada en 2007. Ahora unas “foticos” de los nuevos inquilinos de La Moncloa.
El propagandista de José María Aznar, y ahora de Mariano Rajoy, Francisco Maruhenda (director del periódico La Razón), recibiendo una condecoración de éste último por los servicios prestados (fuente: Los Genoveses)
Las musas del PP: Norma Duval con Aznar, y Leticia Sabater con Rajoy. ¿Son cosas mías o vamos claramente a peor? (foto: El Jueves)
La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, antes y después de las elecciones (fuente: Los Genoveses)
Luis Bárcenas y su famosa peineta, la que usaba para camuflarse en sus viajes a Suiza (Tomado de aquí)
No se dejen engañar, Rajoy no existe, es un holograma (¿plano?) en una pantalla de plasma, “mire usted”
María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP, en su famoso monólogo de humor titulado: “El finiquito en diferido” que pueden  ver y oír aquí  o leer resumen en la foto de abajo.(quién la entienda que la compre)