dissabte, 3 d’agost de 2013

viernes, 2 de agosto

LA BIBLIA ADAMITA

Los “Adamitas” fueron una secta gnóstica del siglo II que fue fundada por Carpócrates. Eran partidarios de volver al origen, cuando el hombre aún no había pecado, en definitiva eran seguidores del Padre Adán y su Iglesia del Paraíso. Como si se tratara de proto-hippies estaban a favor del amor libre, del nudismo y planteaban que el sexo formaba parte de la vida espiritual. Creían que la represión del pecado era tan malo como el pecado mismo y, que el bien y el mal, dependían en exclusiva de la voluntad Divina. No creían en el infierno y sí en la salvación del hombre. Eran llamados los “Hermanos del espíritu libre”.

La Enciclopedia Católica los define como secta “tenebrosa” y miembros de un “comunismo primitivo”. Fueron exterminados pero, hasta el siglo XVI y hasta el XVII, se mantuvieron reductos de seguidores de esta herejía.

En la Biblioteca Municipal de Munich se conservaba, hasta que se quemó accidentalmente, dicen, la llamada “Biblia de los Adamitas”, el Adamos Muris. Lo curioso es que hay autores, como Wilhelm Fraenger, que defienden que El Bosco fue un adepto a esta secta y su cuadro, El jardín de las delicias, fue un encargo para ilustrar la Biblia Adamita. Este autor defiende que esta pintura es una representación del “Paraíso Adamita”, el “Ars Amandi” que preconizaban. Es más, hay quién incluso apunta a Los caprichos de Goya como obras Adamitas, pero esa es otra historia.


Imágenes: Adán y Eva. Pintura mozárabe, finales del siglo X. Codex Aemilianensis. Real Biblioteca del Monasterio del Escorial. La pintura procede del escriptorium de San Millán de la Cogolla de Suso, La Rioja.

El jardín de las delicias. El Bosco, Museo del Prado.
© JAVIER CORIA