divendres, 7 de juny de 2013

«Tendencias del Oriente»

Siria y las ilusiones israelíes de dominación


+
JPEG - 47.6 KB
Por Ghaleb Kandil
Los centros de investigación israelíes han estimado que los acontecimientos en Siria han traído cambios estratégicos. Los dirigentes sionistas creyeron haber eliminado en Líbano y en Palestina los resultados de las victorias de la Resistencia, que impuso nuevas ecuaciones disuasivas estratégicas, sobre todo a raíz de la derrota de Israel en 2006.
Basándose en esa evaluación, los servicios israelíes se implicaron en la guerra contra Siria con la ejecución de operaciones de sabotaje contra el sistema sirio de defensa nacional y han apoyado directamente a los grupos terroristas en suelo sirio. Simultáneamente, las tropas israelíes se desplegaban abiertamente en la línea de demarcación del Golán para aportar facilidades a los terroristas y ofrecerles protección. En coordinación con sus amigos emiratíes, qataríes, sauditas y jordanos, los israelíes se han asociado plenamente a la agresión contra Siria, luego de su reconciliación con Turquía, promovida por el presidente estadounidense Barack Obama. Los centros de operaciones instalados en territorio turco están desempeñando un papel de primer plano en la destrucción causada en Siria.
Es en medio de ese clima que los dirigentes israelíes organizaron una serie de maniobras y entrenamientos militares con fines ofensivos contra el Líbano y Siria y que realizaron además ejercicios conjuntos con tropas de Turquía, de Jordania y de varios países del Golfo, ejercicios en los que también participaron tropas de la OTAN. Indicios de una vasta intervención militar contra Siria aparecieron así en el horizonte, después de desenterrarse el pretexto de las armas químicas.
Pero Siria, gracias a su ejército y sus alianzas regionales e internacionales, ha dado muestras de gran firmeza y resistencia ante los proyectos de intervención militar. Occidente y sus auxiliares pasaron entonces a otra forma de agresión y los ataques aéreos israelíes contra Damasco fueron un ensayo de las capacidades de Israel para intervenir de forma permanente en Siria bajo un paraguas estadounidense, ofrecido personalmente por el propio presidente Obama. Se trata de una especie de guerra a través de intermediario ya que Estados Unidos no puede aventurarse en nuevos conflictos después de las derrotas sufridas en Irak y Afganistán. Es precisamente a causa de la nueva correlación de fuerzas que Washington muestra cada vez más inclinación a llegar a compromisos y a aceptar el acuerdo de Ginebra sin imponer condiciones previas.
La respuesta estratégica siria a los ataques aéreos israelíes fortalecerá la correlación de fuerzas en detrimento de Israel. La situación favorecerá al Eje de la Resistencia aún más que antes del inicio de la guerra mundial contra Siria, hace 2 años. Esa respuesta se basa, como ha señalado con toda razón el líder de la Resistencia sayyed Hassan Nasrallah, en el concepto que consiste en transformar la amenaza en una oportunidad. Dicha respuesta se apoya en cambios estructurales de los equilibrios subyacentes en el conflicto israelo-árabe:
  1. Fortalecimiento de las capacidades de disuasión de la Resistencia, a raíz de la decisión siria de proveer armas cualitativas capaces de modificar la correlación de fuerzas con Israel.
  2. Inicio de una resistencia popular por la liberación del Golán, movimiento que contará con la experiencia, el apoyo y las capacidades de la Resistencia libanesa.
  3. Las instrucciones impartidas a las fuerzas estratégicas sirias para que respondan de inmediato, Y sin necesidad de esperar órdenes del mando supremo, a cualquier nueva agresión israelí.
  4. La respuesta siria traza el camino hacia una nueva etapa en la lucha armada nacional del pueblo palestino, mediante la apertura del frente del Golán.
En un desesperado intento por frenar esos cambios en la correlación de fuerzas, Turquía salta a la palestra. Ankara trata de explotar los atentados registrados en la localidad de Rihaniye, atribuyendo la responsabilidad a Siria incluso antes del término de la investigación, lo cual demuestra los elevados niveles que ha alcanzado la coordinación entre Turquía e Israel. Pero también en este caso ha sido rápida la respuesta del Eje de la Resistencia y de sus aliados. Rusia reaccionó de inmediato señalando que las acusaciones contra Siria son un intento de torpedear la conferencia internacional sobre Siria, pactada entre Moscú y Washington.
Posteriormente, el ministro sirio de Información acusó al gobierno turco de haber transformado las regiones fronterizas en santuarios del terrorismo internacional. Señaló que Ankara facilita el tráfico de armas, de explosivos, de carros-bomba, de dinero y de criminales con destino a Siria. Por lo tanto, agregó [el ministro] Omrane al-Zohbi, el gobierno turco y su jefe tienen una responsabilidad directa, política y moral ante los pueblos turco y sirio por la violencia que están sufriendo. «Siria no ha cometido ni cometerá jamás ese tipo de acto porque nuestros valores no nos lo permiten», aseguró el ministro, llamando a la renuncia del primer ministro turco Recep Tayyeb Erdogan, responsable, en su opinión de las desgracias que afectan a Siria.

Declaraciones y expresión de posiciones

Hassan Nasrallah, secretario general del Hezbollah
«Los israelíes tenían múltiples objetivos con el ataque contra Siria. Entre ellos, apartar a Siria de la ecuación del conflicto arabo-israelí y sacarla del Eje de la Resistencia. Todo el mundo conoce la envergadura de la ayuda siria a los movimientos de la Resistencia libanesa y palestina. Los dirigentes de la Resistencia palestina reconocen en privado que ningún gobierno árabe los ha ayudado como lo hizo el gobierno del presidente Bachar al-Assad. Los israelíes quieren aislar a la Resistencia en Líbano y en Palestina, quieren prohibir el envío de toda ayuda al Hezbollah. Los israelíes decían que impedirían el desarrollo de las capacidades del Hezbollah. Bombardearon Damasco para decirle a Siria que mantener el envío de ayuda a la Resistencia significaría la caída del gobierno [sirio]. El verdadero objetivo sionista es por lo tanto doblegar a Siria y a su pueblo y excluirlos de la ecuación del conflicto arabo-israelí. Normalmente, el poder en Siria tenía que actuar para hacer fracasar los objetivos de la ofensiva israelí o incluso para asestar un golpe más duro aún al enemigo. ¿Cuál ha sido la respuesta de Siria?
  1. Siria dijo que continuará ofreciendo ayuda a la Resistencia y esa es una importante decisión estratégica. Siria dijo incluso que ofrecerá armas sofisticadas a los movimientos de la Resistencia. Díganme otro régimen árabe que acepte ofrecer un simple fusil a esta Resistencia. Esa decisión es en realidad más importante que la respuesta militar. Siria, en plena guerra internacional y golpeada por varios ataques sionistas, mantiene su posición y anuncia que aportará ayuda suplementaria a esta Resistencia.
  2. La segunda respuesta estratégica fue el anuncio de la apertura del frente del Golán a la resistencia popular contra Israel. Desde siempre, hay quienes venían pidiendo que Siria abriera su frente contra la ocupación israelí, en vez de limitarse a apoyar al Líbano en su guerra contra Israel. Siria es un gran país que tiene sus propios intereses y sus propios cálculos. Por eso la apertura del frente del Golán era una cuestión más complicada. Pero, después de esta ofensiva sionista, Siria ha sabido convertir la amenaza en oportunidad y ha hecho el gran anuncio sobre el Golán. En lo adelante, la Resistencia popular estará activa en Siria. Los israelíes están aterrorizados ante los informaciones sobre la activación de misiles que apuntan hacia la entidad sionista. ¿Cuál de los [demás] países árabes se atreve a tomar medidas similares?
Nosotros, en el Hezbollah, anunciamos que estamos dispuestos a recibir todo tipo de armas para defender los lugares sagrados y nuestra tierra, aunque esas armas rompan el equilibrio del terror en la región.
También estamos dispuestos a respaldar material y militarmente la resistencia popular en el Golán.
Esa política siria demuestra la sabiduría y la fuerza del mando sirio, sobre todo a través de su reacción serena ante el golpe israelí. La calma, el raciocinio y la adopción de la decisión correcta son los factores que han permitido y permitirán alcanzar grandes objetivos.
Los que quieren restaurar los derechos de los palestinos, sepan que sólo la Resistencia es capaz de lograrlo.
Al pueblo palestino le digo que a su lado encontrarán solamente a los mismos que siempre han estado junto a ustedes durante decenas de años. Lo que está sucediendo en Siria es la batalla de Palestina y de al-Qods. Los países árabes islámicos están llamados a encontrar una solución antes de recibir las directivas estadounidenses, porque proseguir la batalla no hará más que prolongar el derramamiento de sangre.
Dos palabras sobre el Líbano: Queremos que el gobierno se forme lo más rápidamente posible y que las elecciones se realicen en el plazo previsto. Muchas partes están decepcionadas y sorprendidas ante el cambio radical de la situación en la región, contrario a sus expectativas.
»
Bechara Rai, patriarca maronita
«Apelo a la comunidad internacional y digo a los países que alimentan las llamas en Siria: dejen de apoyar y de financiar las masacres y paren de armar el terrorismo y de desestabilizar ese país.»
Serguei Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores
«Hace mucho tiempo que Rusia vende misiles a Siria. Ha firmado contratos y está finalizando las entregas en virtud de los contratos firmados. Eso no hay acuerdo internacional que lo prohiba. Se trata de un arma defensiva para que Siria, como país importador, tenga la posibilidad de defenderse contra ataques aereos.»
Faysal al-Moqdad, viceministro sirio de Relaciones Exteriores
«Se han dado instrucciones de responder inmediatamente a todo nuevo ataque israelí. Nuestras respuestas a Israel serán duras y dolorosas. Israel debe saberlo. Siria no permitirá en ningún caso que se repitan los ataques israelíes. Las afirmaciones de Israel de que los ataques eran contra el Hezbollah e Irán son mentira. Aquí no hay Irán, ni Hezbollah. No hay vehículos transportando armas (…) Pienso que el presidente Putin ha debido decirle a Benyamin Netanyahu en su entrevista telefónica: “Ya es suficiente.” Esos ataques ponen en peligro la situación en el Medio Oriente y ese tipo de acción tiene que cesar (…) Siria está dispuesta a recibir inmediatamente la comisión investigadora de la ONU sobre las armas químicas y decir lo contrario es mentira. Estábamos dispuestos y seguimos estando dispuestos ahora, en este minuto mismo, a recibir la delegación. Habíamos agregado que si la investigación en Khan al-Assal resultaba profesional, honesta y neutra estaríamos de acuerdo en examinar los demás casos.»
Michel Aoun, líder de la Corriente Patriótica Libre
«La agresión israelí contra Siria es una declaración de guerra ya que se produce después de 40 años de armisticio. ¿Qué hace la ONU para poner fin a las violaciones israelíes del espacio aéreo libanés? Se dice que ya se han entregado 100 000 millones de dólares a los rebeldes sirios. Que nos den el 1% de esa suma para ayudar a los refugiados. Al menos serían 1 000 millones de dólares (…) Exigimos una representación equitativa para todas las comunidades en Líbano ya que una representación no equitativa constituye una agresión contra la comunidad afectada. Al presentar el proyecto ortodoxo, nuestro bloque no quiso atacar a nadie sino simplemente mejorar la representación de los cristianos por hallarse estos actualmente amenazados de marginalización y de confiscación de sus derechos.»
Mohammad Rachid Kabbani, muftí sunnita de la República Libanesa
«La agresión sionista es el más claro ejemplo del terrorismo sionista mundial así como una violación flagrante de la soberanía de los Estados, de su territorio y de su espacio aéreo.»
Fouad Siniora, ex primer ministro
«Será difícil conformar un gobierno [en Líbano] con partidos cuyos miembros luchan [entre sí] en territorio sirio. Los acontecimientos militares y en materia de seguridad en Siria constituyen para nosotros y para el pueblo libanés la principal fuente de inquietud debido a la implicación importante y declarada del Hezbollah en los combates que se desarrollan para proteger al régimen tiránico ante su pueblo. La participación masiva del Hezbollah en esos combates es una fuente de grave peligro para el Líbano y para el pueblo libanés durante esta etapa.»
Alain Marsaud, diputado de los Franceses del Extranjero
«¿Qué coherencia tendría una política francesa que apoye en Damasco a los islamistas que combate en Tombuctú? Levantar el embargo sobre las armas destinadas a la oposición en Siria equivaldría a armar una rebelión cuyo color desconocemos. Es arriesgarse a alejarse de Caribdis para pasar cerca de Escila. Yo soy partidario de una solución política, pero espero más resultados de la diplomacia rusa que de cualquier acción de Francia. Esta última, por su posicionamiento en contra del régimen de Bachar al-Assad, ha perdido la oportunidad de hacer su papel de árbitro. Las sospechas sobre la utilización de armas químicas, por ambas partes, hacen la situación más compleja aún. La situación de Francia en Siria es extremadamente difícil. No tengo una solución milagrosa.»

Hechos

  • La explosión de varios coches-bomba dejó más de 46 muertos y decenas de heridos el sábado en Reyhanli, en el sureste de Turquía, cerca de la frontera siria, declaró el ministro [turco] de Justicia, Sadullah Ergin. «El número de víctimas pasa de 100 por el momento. El número de heridos va en aumento», dijo el ministro al canal turco de televisión NTV. Para el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, las explosiones pueden estar vinculadas con los acontecimientos en Siria o son una protesta contra el proceso de paz entre el Estado turco y los separatistas kurdos. «Estamos entrando en momentos delicados, hemos abierto una nueva página, el proceso de solución del tema kurdo. Pudiera ser que los que no pueden soportar esta nueva era (…) cometan este tipo de actos», dijo. «Otra cuestión sensible, la provincia de Hatay (donde se produjeron las explosiones) se halla en la frontera con Siria y esos actos pudieran haber sido cometidos para fragilizar la situación», prosiguió.
  • El célebre científico británico Stephen Hawking se negó a participar en una conferencia en Israel y se unió a un movimiento de boicot universitario que denuncia la ocupación de los territorios palestinos, indicó el miércoles la universidad de Cambridge. El científico, especialista de la cosmología, cuyos trabajos sobre los agujeros negros le han valido reconocimiento internacional, debía intervenir en una prestigiosa reunión que incluiría la participación de cientos de personalidades. Su nombre fue discretamente retirado esta semana de la lista de participantes. La decisión del científico tuvo favorable acogida entre las organizaciones propalestinas que promueven el aislamiento de Israel en la escena internacional.
  • El señor Daniel Cheaib respondió a las declaraciones del embajador de Turquía en Líbano, Inan Ozyildiz, quien estimó que las familias de los rehenes libaneses retenidos en Siria habían «sobrepasado los límites». «Una persona como el embajador de Turquía, que representa a un país terrorista que apadrina los secuestros, el terrorismo, los crímenes sangrientos y que promueve el derramamiento de sangre entre sirios, no tiene derecho a hacer ese tipo de declaraciones», dijo el señor Cheaib. «Parece que el embajador todavía vive en la era otomana. Lo mejor que pudiera hacer es callarse. Es una persona indeseable y Turquía tendrá que pagar por el secuestro de los libaneses». Las familias de los peregrinos, secuestrados [por los rebeldes] en Siria hace casi un año impidieron el viernes el acceso de los empleados de la compañía de aviación turca Pegasus a sus oficinas, en el oeste de Beirut, en protesta por las críticas que les dirigió el embajador turco.
  • La fiscal suiza Carla del Ponte, miembro de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre Siria declaró el domingo en la noche al canal público de televisión del cantón suizo de Tesino que vio un informe sobre «testimonios recogidos sobra el uso de armas químicas, en particular de gas neurotóxico, por parte de los opositores, no del gobierno». Mencionó «fuertes sospechas, sospechas concretas» y estimó que no es sorprendente que los rebeldes hayan utilizado gas sarín «porque hay combatientes extranjeros infiltrados entre los opositores».

Revista de prensa

Al-Akhbar (Diario libanés cercano a la mayoría), 9 de mayo de 2013
Elie Chalhoub
Un gran sentimiento de satisfacción existe en el mando sirio ya que «el mundo está cambiando claramente a causa de la inquietud que provocan el extremismo musulmán y los takfiristas». Los dirigentes sirios piensan que varios factores los han beneficiado: el ataque israelí, al-Qaeda y el Frente al-Nusra, la rivalidad entre Arabia Saudita y Qatar, así como el otomanismo que ha caracterizado el comportamiento de Turquía. La oposición se ha dividido entre los que corren detrás del dinero qatarí y los que buscan el dinero saudita. «Todo eso pone a la vista de todos que no hay reemplazo para el Estado sirio», precisan personas provenientes de Damasco, que subrayan las siguientes palabras del presidente Bachar al-Assad:
«Siria hubiese podido fácilmente complacer a su pueblo, calmar los ánimos y darle gusto a sus aliados disparando unos cuantos misiles hacia Israel como respuesta a los ataques israelíes. Damasco sabe que Israel no quiere la guerra. Además, la ecuación internacional no permite el estallido de una guerra que no desean ni el Estado hebreo ni Estados Unidos. Con disparar unos cuantos misiles habríamos obtenido una venganza táctica, cuando lo que queremos es una venganza estratégica abriendo las puertas a la resistencia y transformando toda Siria en país de la resistencia. También hemos decidido dar un paso hacia ella y convertirnos en Estado miembro de la resistencia, como el Hezbollah, por Siria y por las generaciones futuras.»

Por otro lado, un alto responsable sirio calificó a Turquía de «Estado mentiroso en el que no se puede confiar. Hasta en el tema del acuerdo entre los turcos y los kurdos, nosotros pensamos que no será puesto en aplicación. De todas formas, existe un diferendo entre el ejército turco y el Partido de la Justicia y el Desarrollo sobre el tema de ese acuerdo.»
Al-Joumhouria (Diario libanés cercano al 14 de Marzo), 10 de mayo de 2013
Según informes seguros, el primer ministro designado, Tammam Salam, se prepara para anunciar el próximo martes la composición de su gobierno de 24 miembros, que no incluirá representantes del 8 de Marzo.
Las mismas fuentes agregan que las negociaciones directas e indirectas entre el señor Salam y el 8 de Marzo no han arrojado ningún resultado y que el clima entre las dos partes era últimamente negativo, ya que los protagonistas se afferan a sus posiciones [respectivas]. Eso ha llevado al señor Salam a dirigir un mensaje a los dirigentes del 8 de Marzo comunicándoles su intención de avanzar en la formación de su gobierno, aunque para ello tenga que hacerlo sin que esa formación esté representada en el [futuro] ejecutivo.
Fuentes que siguen los esfuerzos por la formación del gobierno hablan de fuertes presiones que se ejercen en este momento sobre el señor Salam para empujarlo a anunciar la formación de un gobierno de facto en 48 horas. Pero, hasta la noche del jueves, [Salam] vacilaba todavía debido a las dudas expresadas sobre los centristas por el presidente de la Cámara, Nabih Berry, y también debido a las declaraciones del secretario general del Hezbollah, sayyed Hassan Nasrallah, quien puso como condición la formación de un gobierno de unión nacional, lo cual hizo volver el tema [de la formación] del gobierno al punto de partida inicial. Según varias informaciones, el presidente de la República, Michel Sleiman, no parece entusiasmado ante la idea de un gobierno de facto en las actuales circunstancias.
Al-Joumhouria , 9 de mayo de 2013
El ejército libanés desmanteló durante las fiestas una peligrosa red terrorista cuyo objetivo era ejecutar actos criminales tendientes a socavar la seguridad y la estabilidad del país. El grupo se componía de 4 individuos, libaneses y sirios, que están siendo interrogados por los servicios de inteligencia militar, que los arrestaron en Beirut al cabo de un largo periodo de vigilancia.
Fuentes de seguridad que siguen la investigación informaron que la misión de este grupo consistía en realizar operaciones terroristas contra varios cuarteles del ejército libanés, en cooperación con elementos terroristas del Frente al-Nusra, con base en el campamento palestino de Ain el-Heloué.
La investigación mostró que los miembros del grupo proyectaban reeditar el escenario de asesinatos como los que ya ha conocido el Líbano en estos últimos años. Una serie de políticos y responsables de la seguridad figuraba en la lista de blancos de ese grupo para provocar desórdenes callejeros entre cristianos y musulmanes.
Las mismas fuentes agregan que los elementos terroristas residen en Ain el-Heloué, en Trípoli y en la parte montañosa de la región de Ersal y que trabajan en la fundación de una rama de al-Nusra dentro del campamento [palestino]. Incluso han dado comienzo al entrenamiento militar con vistas a reactivar el ala militar de al-Qaeda mediante la estructuración de los grupos aprobados por la organización madre.
 
 L’Orient-Le Jour (Diario libanés en lengua francesa cercano al 14 de Marzo)
Scarlett Haddad (8 de mayo de 2013)
Durante toda la jornada del domingo, la región estuvo al borde de un incendio generalizado como resultado del cuádruple bombardeo israelí contra Siria. Hubo contactos intensos y urgentes entre Moscú, Washington, Nueva York, Damasco, El Cairo y Jerusalén para más o menos controlar la escalada que parecía inevitable. Aunque nadie puede decir aún lo que puede suceder en el futuro, hoy resulta al menos un poco más comprensible lo que realmente sucedió.
A pesar de las armas, del dinero y de los hombres enviados a Siria para combatir junto a la oposición, esta estaba perdiendo terreno ante las fuerzas del régimen. Este último había logrado retomar el control de la carretera que conecta Lataquia con Damasco a través de Homs, [vía] que constituye en cierta forma la espina dorsal del país. Varios informes de centros de investigación ya comenzaban a hablar de un derrumbe de la oposición en un plazo de 6 meses si no se hacía algo en su ayuda. Una delegación árabe encabezada por el primer ministro de Qatar, en compañía del secretario general de la Liga Árabe, viajó por lo tanto a Estados Unidos para pedir una intervención directa estadounidense en el conflicto sirio. Pero el presidente Barack Obama, según varios expertos, no quedó convencido de que su país tuviese necesidad de intervenir directamente. Así que expresó claramente su negativa, aunque estudiando la posibilidad de enviar armamento más eficaz a la oposición. Fue en ese momento, agregan, que intervino Israel proponiendo sus servicios a los estadounidenses.
Los aviones israelíes, que tuvieron cuidado de no penetrar en el espacio aéreo sirio, prefiriendo violar nuevamente la soberanía libanesa, bombardearon entonces –cerca de la medianoche, durante la noche de sábado a domingo– 4 posiciones estratégicas sirias en los alrededores de Damasco: el monte Qassium, donde se dice que hay instaladas posiciones rusas y que se encuentra frente al palacio presidencial; la sede de la guardia presidencial; depósitos de armas y municiones y, para terminar, el centro de investigación de Hemraya. Todo eso se encuentra en el sector de Ghouta, que domina la entrada de Damasco.
Dos horas después, los combatientes de la oposición –agregan las mismas fuentes– realizaron unos 40 ataques contra varios ejes en la misma región en un intento de tomar la capital por asalto, creyendo poder aprovechar la confusión en las filas del ejército [sirio] después de los bombardeos israelíes. Los aliados libaneses del régimen sirio afirman al respecto que existió una coordinación entre la oposición siria y los israelíes y citan como prueba de ello la entrevista que uno de los voceros de la oposición, Hassan Rastouni, concedió el domingo a la televisión israelí expresando su alegría por los bombardeos israelíes y agregando –también según los aliados de Damasco– que [dichos bombardeos] se producen en un momento en que la oposición estaba cerca de la desesperación. El lunes, la oposición se apresuró a desaprobar las declaraciones de Hassan Rastouni, pero –según los aliados libaneses del régimen sirio– esa desaprobación es un poco tardía.
En principio, se trataba por lo tanto de un plan perfecto. Pero los problemas comenzaron cuando resultó que el ejército sirio estaba bien preparado y que había desplazado discretamente gran parte de sus fuerzas y municiones. Así logró –también según los aliados libaneses del régimen– rechazar a los atacantes mientras prosigue su avance en la región de Qoussair y logra además ahogar todo intento de sublevación sunnita en Bayda, cerca de Banyas. Al mismo tiempo, «los amigos de Siria» que el secretario del Hezbollah menciona en su último discurso, salieron en defensa [de Damasco]. Irán marcó la pauta al dirigir una serie de amenazas contra Israel, manteniendo –para ser más inquietante aún– cierta indefinición al limitarse a decir que «la resistencia responderá». El mando sirio se reunió de inmediato para anunciar su voluntad de responder [a la agresión]. El ministro [sirio] de Relaciones Exteriores Wallid Moallem se puso en contacto con su homólogo ruso Serguei Lavrov, quien contactó a su homólogo estadounidense John Kerry. A medida que se precisaban las amenazas, los medios de prensa israelíes comenzaron a cambiar de tono. Citando a varios ex responsables militares. Empezaron a recordar que el Hezbollah dispone de unos 60 000 misiles, antes de precisar que en Israel [sólo] el 40% de los refugios son utilizables (…).
Se ve por lo tanto claramente que «la ayuda» israelí a la oposición, concertada o no, se volvió en contra [del Estado hebreo] y que fue necesaria una intervención directa de Estados Unidos y Rusia para detener la escalada.
 
Elnashra.com (Sitio libanés independiente), 8 de mayo de 2013
Paula Astih
Las últimas informaciones sobre el secuestro del obispo siriaco ortodoxo de Alepo, Youhanna Ibrahim, y del obispo greco-ortodoxo de esa misma ciudad, Boulos Yazigui, indican que ambos prelados parecen estar en manos de un grupo llamado «Los Soldados del Califato», en la región rural de Alepo. Fuentes de la oposición siria indican que es un grupo es más extremista aún que al-Qaeda y que no depende de esta última organización. «Hemos enviado emisarios a Siria para interesarnos por la suerte de los dos obispos y resulta que están con ese grupo, que no ha revelado el objetivo del secuestro ni ha presentado condiciones para su liberación», agregan las mismas fuentes. Y señalan después: «No hay ninguna vía de comunicación con los secuestradores, a pesar de los pasos que se han dado en varias direcciones.»
El pasado 20 de enero, un grupo llamado «La Brigada de los Soldados del Califato Islámico» se dio a conocer en Siria a través de un video colgado en YouTube, en el que aparece un tal Abou Ali al-Mouhajer, que se presenta como vocero, rodeado de combatientes enmascarados. Anunció que el objetivo de ese grupo es divulgar el mensaje del islam e instaurar el califato en Siria. La página de Facebook de «Los Soldados del Califato» cuenta 1 234 seguidores. Un grupo que ostenta ese mismo nombre reclamó la autoría de los ataques de Mohammed Merah en Toulouse (Francia), que dejaron un saldo de 7 muertos, entre ellos militares y varios niños asesinados a la salida de una escuela judía. Los «Soldados del Califato» asumieron también la autoría de ataques perpetrados en Kazajstán y Afganistán.
Ese grupo está considerado como más extremista aún que el Frente al-Nusra, al que califica incluso de apóstata. Según informes no confirmados, lo dirige un salafista kuwaití que responde al nombre de Abou Omar el Kuwaití, que llegó a Siria proveniente de Bosnia a través de Estambul y que se mueve entre Idlib, Alepo y Turquía.
 
The Guardian (Diario británico), 8 de mayo de 2013
Mona Mahmoud y Ian Black
El principal grupo de la oposición armada siria, el Ejército Sirio Libre (ESL), está perdiendo combatientes que están desertando para sumarse al Frente al-Nusra, vinculado a al-Qaeda. El grupo extremista no ha dejado de crecer durante los últimos meses y muchos piensan que ello se debe principalmente a [la presencia de] combatientes sunnitas extranjeros, radicalizados por la insurrección después de la invasión estadounidense de 2003 contra Irak, [combatientes] que al parecer cruzaron la frontera [desde Irak] para unirse a los militantes que luchan contra los partidarios chiitas del presidente Bachar al-Assad.
Pero, más recientemente, numerosos combatientes del Ejército Sirio Libre están uniéndose al Frente al-Nusra debido a la escasez de armas y municiones. Según el comandante de una brigada del ESL, unos 3 000 hombres desertaron durante los últimos meses y otro estimado indica que el Ejército Sirio Libre ha perdido la cuarta parte [25%] de sus combatientes.

Rolling Stones (Publicación bimestral estadounidense), 10 de mayo de 2013
El vicepresidente Joe Biden subrayó que la actual administración estadounidense se muestra extremadamente prudente con el tema sirio porque tiene en mente los errores que, en su opinión, se cometieron durante la invasión y ocupación de Irak, en 2003.
Asegurando que el equipo del presidente Barack Obama ha restaurado la imagen de Estados Unidos en el mundo, el señor Biden explicó que «no queremos echarlo todo a perder, como hizo en Irak la anterior administración, hablando de “armas de destrucción masiva”». Aquellas armas, pretexto de la invasión de marzo de 2003, nunca fueron encontradas después de la caída del régimen de Saddam Hussein.
«Sabemos que han aparecido indicios y probablemente se trata de armas químicas. Lo que aún no sabemos es si fueron regadas de manera accidental» por el régimen o por los rebeldes, subrayó el señor Biden.
Si se confirma el uso [de armas químicas], «el presidente tomará seguramente medidas proporcionadas», reveló el señor Biden, sin [ofrecer] más precisiones.
Pero también subrayó que «como quiera que se termine el asunto habrá inestabilidad política en Siria durante cierto tiempo y queremos hacer las cosas de manera que queden instituciones capaces de gobernar un país (…) La lección que aprendimos en Irak y de la anterior administración (…) es que administrando Irak destruyeron todas las instituciones», recordó el señor Biden. «Y sabemos que eso tiene remedio si estamos dispuestos a gastar un millar de miles de millones de dólares, a enviar 160 000 soldados y tener 6 000 muertos, pero no podemos hacerlo», agregó el señor Biden en alusión al balance humano y financiero que arrojó la guerra contra Irak para la parte estadounidense.
Es además la primera vez que un alto responsable del ejecutivo [estadounidense] establece tan claramente una relación entre la decisión de invadir Irak, [tomada] hace 10 años, y la actual actitud de Washington ante Siria.
Fuente
New Orient News (Líbano)