divendres, 7 de juny de 2013

 “Acusan al franquismo de matar a un opositor”

Companys
Un partido político español se suma a la querella en Argentina
El partido político Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) anunció ayer que presentará una querella en Argentina contra el Estado español, por “el asesinato” en 1940 del presidente de su partido y del gobierno regional catalán, Luis Companys. Los republicanos trataron por la vía política y por la vía judicial de que el Estado español anulase el juicio sumarísimo que recibió el presidente catalán y dirigente republicano.
Tras fracasar en todas las instancias, el ERC encontró una nueva vía con una querella que se sumará a un proceso que ya está abierto en la Justicia argentina para condenar los crímenes del franquismo. La presentación judicial se realizará ante la jueza argentina María Servini de Cubría, quien sigue en Buenos Aires la causa contra los crímenes del franquismo, y que se unirá a otros procedimientos judiciales que ya fueron abiertos en el país por la misma razón, la mayoría promovidos por familiares de las víctimas.
Servini de Cubría, en declaraciones a Radio y Televisión Española (RTVE), ya anticipó que está dispuesta a imputar a ex ministros, ex policías y ex jueces españoles del franquismo o postfranquismo. “La querella se fundamenta en el principio de justicia universal que viene establecido en la Constitución argentina desde 1853, donde se estableció que en determinados crímenes hay competencia de la jurisdicción argentina para perseguir estos hechos”, explicó la magistrada.
De acuerdo con lo informado, la querella, que se presentará a mediados de junio, será por el asesinato de Companys y de otros 45 dirigentes republicanos asesinados por el franquismo. ERC, la segunda fuerza en el Parlamento regional catalán y con diputados en el Congreso en Madrid, justificó la iniciativa afirmando que los autores de los crímenes de la dictadura franquista (1939-75) “aún gozan de impunidad”.
En la presentación judicial se detallará la detención del presidente, su juicio y fusilamiento y los sucesivos intentos de ERC para rehabilitar su memoria durante la democracia. Los republicanos, según explicó la diputada en el Parlamento catalán Gemma Calvet, “quieren aprovechar la oportunidad que da la Justicia argentina para determinar las responsabilidades de los crímenes del franquismo y de los que en democracia han construido una cortina de opacidad, de silencio y de obstaculización sobre la verdad de lo que se produjo”.